Greenward Partners, primera compañía especializada en la activación del capital ecológico en España, considera enormemente positivo que el Congreso de los Diputados haya decidido, en la sesión del pasado jueves 21 de octubre, tramitar como proyecto de ley el Real Decreto-ley de Medidas Urgentes para Impulsar la actividad de Rehabilitación edificatoria (RDL 19/2021).

Según Eduardo Brunet, presidente de Greenward, “Es una gran noticia que el Congreso haya decidido tramitar el Real Decreto-ley como proyecto de ley con el consenso de todos los partidos, al no darse ningún voto en contra, porque permitirá abrir el proceso de mejora de su contenido mediante la presentación de enmiendas y crear un texto más ambicioso que ayude a los ciudadanos a avanzar hacia la rehabilitación energética de sus hogares”.

Para BrunetResulta muy satisfactorio que por fin se vaya a hacer realidad una antigua reivindicación del sector de Rehabilitación y es que se desarrolle una pieza legislativa específica para regular esta actividad. Además, esperamos que sirva para mejorar cuestiones como la financiación de los proyectos de rehabilitación energética, mediante la introducción de instrumentos que están siendo utilizados por otros países de nuestro entorno con notable éxito, como es el modelo PACE, y que ayudarían a acelerar la descarbonización del parque edificado en España sin necesidad de destinar más recursos públicos”.

PACE (Programa para la Activación del Capital Ecológico) es un instrumento que permite canalizar el capital de inversores institucionales privados para cubrir las necesidades de financiación de proyectos de mejora energética de los edificios. Los préstamos se pagan con los ahorros generados por las mejoras, con la única garantía de los propios inmuebles a través de una contribución voluntaria girada por el municipio y que no se acelera en caso de impago, por lo que resultan enormemente ventajosos para los ciudadanos, ya que de esta forma no incrementan su deuda y acceso a crédito para otras necesidades. Además, ofrecen rentabilidades atractivas a largo plazo para el inversor.

En Estados Unidos, por ejemplo, el sistema de financiación PACE ha sido el principal motor de inversión privada en eficiencia energética por importe superior a 9.000 millones de dólares.

En los dos últimos años Greenward ha desarrollado un intenso trabajo institucional con grupos parlamentarios, ministerios, gobiernos regionales y ayuntamientos de toda España para comunicar las ventajas de este mecanismo y generar el mayor conocimiento y consenso posible de cara a su puesta en marcha en nuestro país.

Durante la tramitación de la Ley de Cambio Climático y Transición Energética ya se construyó un notable consenso en torno a esta propuesta y se incluyó entre las enmiendas presentadas por varios grupos. En las conversaciones mantenidas con numerosos tomadores de decisiones la compañía pudo constatar que existía buena disposición para respaldar PACE de forma mayoritaria, aunque finalmente no prosperó al considerarse que se trataba de un mecanismo demasiado específico para una norma con vocación más transversal. Como apunta Eduardo Brunet, “creemos que la tramitación del Proyecto de Ley específico sobre la Rehabilitación es el mejor instrumento para lograrlo ya que abre la puerta a que España cuente con los tan necesarios nuevos modelos para canalizar inversión privada y democratizar la rehabilitación energética de edificios y hogares, ahora solo en manos de los más pudientes”, declara Eduardo Brunet.

Greenward confía también en que este nuevo proceso legislativo sirva para introducir otros elementos como los créditos fiscales transferibles, al estilo de los Ecobonus, un instrumento implantado con éxito en Italia que funciona como un crédito fiscal reconocido por el importe de la obra de reforma energética integral en el edificio, que es transferible al inversor que la financie o adquiera bonos representativos de tal financiación, y que servirían para impulsar los programas de rehabilitación energética en barrios de rentas más bajas o con mayor pobreza energética, que no pueden acceder a las desgravaciones a la rehabilitación porque no pueden permitirse adelantar el montante de la obra, ni cuentan con bases imponibles para poder monetizar las desgravaciones fiscales propuestas en el RDL 19/21.

Ambos instrumentos, PACE y Ecobonus, fueron mencionados por representantes de diferentes grupos parlamentarios durante el debate del pasado jueves como ejemplo de elementos que debería incorporar el texto legislativo, lo que pone de manifiesto el apoyo parlamentario a los mismos y nos hace ser muy optimistas sobre las posibilidades de que el texto definitivo que salga de las Cortes Generales incorpore estas medidas que ya están dando extraordinarios resultados fuera de nuestras fronteras”, valora Brunet.

 

GRAYLING

* María Luisa Rodríguez marialuisa.rodriguez@grayling.com

* Ana Peña anamaria.pena@grayling.com

* Carmen Martos carmen.martos@grayling.com

(+34 91 522 10 08)