Expertos internacionales defienden en Madrid la importancia de los bancos verdes para financiar la transición ecológica

Madrid, 10 de diciembre de 2019.— Los bancos verdes son la mejor herramienta para apoyar las inversiones necesarias contra el cambio climático y “financiar el cambio del marrón al verde” desde la colaboración público-privada. Esta es una de las principales conclusiones de una jornada organizada este martes por Greenward Partners y la Coalition for Green Capital en el auditorio del Instituto de Crédito Oficial (ICO) en Madrid.

La falta de financiación es el gran obstáculo para que despeguen las inversiones requeridas por los países en su transición hacia una economía descarbonizada, de acuerdo con los expertos internacionales reunidos en la jornada, coincidiendo con la celebración en la capital española de la Cumbre del Clima COP25.

“Necesitamos un billón de dólares al año de inversión adicional en energías limpias para mantener el calentamiento global por debajo de los dos grados, pero los fondos públicos todavía son insuficientes para financiar el cambio del marrón al verde”, ha advertido Rob Youngs, director de Programas de la Coalition for Green Capital. “Por ello, los países deben esforzarse por canalizar cada vez más inversiones privadas hacia proyectos climáticos”, ha añadido.

Mesa de ponentes

En este contexto, numerosos países han puesto en marcha bancos verdes o green banks en los últimos años, con el objetivo de agregar y asignar recursos financieros de forma eficiente para alcanzar objetivos de impacto en la lucha contra el cambio climático. “Es una iniciativa nueva en España, pero está muy consolidada en otros países”, ha explicado el presidente del ICO, José Carlos García de Quevedo, durante la apertura de la jornada.

“Los objetivos de sostenibilidad han llegado para quedarse y solo pueden ser afrontados desde la colaboración público-privada”, ha defendido García de Quevedo, convencido de la importancia de que las instituciones públicas y las compañías privadas vayan de la mano para hacer frente a los desafíos medioambientales. “Debemos unir fuerzas y experiencia para impulsar las inversiones verdes y tenemos que hacerlo con el mercado, no contra el mercado”, ha insistido.

Desde el sector privado, Eduardo Brunet, CEO y fundador de Greenward Partners, se ha sumado al llamamiento del presidente del ICO y ha defendido la necesidad de “trabajar en equipo” para cubrir el actual déficit en inversiones para la transición ecológica a través de bancos verdes como los que ya funcionan de manera exitosa por todo el mundo.

“Es cierto que nos rodea un cierto pesimismo por las evidencias cada vez más demoledoras sobre las emisiones de gases de efecto invernadero. Pero hay un aspecto claramente positivo, y es que el cambio climático nos iguala a todos y todos debemos colaborar para combatirlo. Y aquí viene el optimismo: cuando el ser humano se pone una meta, se arremanga y trabaja en equipo, no hay nada que se nos resista”, ha afirmado el representante de Greenward, la primera empresa especializada en la activación del capital ecológico en España.

“Hemos llevado a los astronautas a la Luna con menos tecnología de la que tiene hoy cualquier móvil, hemos erradicado enfermedades que parecían invencibles y hemos sacado de la pobreza y del analfabetismo a miles de millones de personas”, ha detallado Brunet, como ejemplo de otros grandes desafíos a los que la humanidad se ha enfrentado con resultados positivos en el pasado.

Con respecto a los retos específicos que plantea el cambio climático, Brunet y los demás especialistas internacionales reunidos en Madrid han destacado el enorme potencial de los bancos verdes para derribar “los obstáculos que impiden que la financiación climática despliegue todo su potencial”, como las trabas regulatorias, la falta de incentivos o la dispersión de actores públicos y privados.

La jornada ha contado con la participación de responsables de algunas de las instituciones más pioneras e importantes del mundo en financiación verde, como Rosa Sánchez-Yebra, vicegobernadora de Estrategia de Desarrollo Social del Council of Europe Development Bank; Andrea Colnes, directora de Desarrollo Internacional de la Coalition for Green Capital; Peter Sweatman, CEO de Climate Strategy; Rob Youngman, Team Leader del Centre on Green Finance and Investment de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), y Craig Weise, CEO de New Zealand Green Investment Finance.

La transición energética necesita dinero para ser financiada. Lo saben las empresas y lo sabe la banca, que está inmersa también en una transformación en esta línea. En este sentido, los bancos verdes o green banks son ya comunes en numerosos países, aunque en España estén dando sus primeros pasos.

“Los objetivos de sostenibilidad han llegado para quedarse y solo pueden ser afrontados desde la colaboración público-privada”, defendía el presidente del Instituto de Crédito Oficial (ICO), José Carlos García de Quevedo, durante una jornada organizada esta semana por Greenward Partners y la Coalition for Green Capital. En este sentido, insistía García de Quevedo en que «debemos unir fuerzas y experiencia para impulsar las inversiones verdes y tenemos que hacerlo con el mercado, no contra el mercado”.

Leer todo el artículo aquí

BBVA busca dinero de Europa para financiar edificios eficientes que no consuman energía.

Por Juan Cruz Peña, elconfidencial.com

BBVA busca dinero en Europa para financiar edificios cuyo consumo energético sea prácticamente nulo. El Banco Europeo de Inversiones (BEI) está estudiando una propuesta de la entidad financiera presidida por Carlos Torres para respaldar los préstamos a particulares para financiar edificios eficientes desde el punto de vista energético.

BBVA ha solicitado para este fin 100 millones de euros para este fin al brazo financiero de la Unión Europeo, que está actualmente evaluando el proyecto. La entidad ha declinado hacer comentarios.

Esta petición se engloba dentro de un programa comunitario lanzado en 2019 conocido como Spain Climate Action Multi Beneficiary Intermediated Loan Programme. Dicho plan, dotado con 500 millones de euros, consiste en dar préstamos a entidades bancarias dedicados a la acción climática, para financiar principalmente eficiencia energética y pequeños proyectos de energía renovable.

El objetivo es mejorar el acceso a financiación de pymes, ‘midcaps’, entidades tanto del sector público como privado, asociaciones de propietarios de viviendas y particulares para proyectos pequeños y medianos.

En este sentido, BBVA lanzó en 2019 una línea de préstamos para promoción de viviendas verdes. Se trataba de crédito promotor para construir vivienda de alta eficiencia energética. De esta forma, la entidad se adelanta en esta línea de negocio.

Según la Comisión Europea, la directiva sobre eficiencia energética de los edificios exige que todas las nuevas construcciones tengas un consumo energético prácticamente nulo. Es lo que han llamado Nearly Zero-Energy Buildings (NZEBs). Para ello, el BEI se ha puesto como prioridad número uno la financiación de proyectos relacionados con el clima y el medio ambiente.

Fuerte objetivo de eficiencia de España

En este contexto, el Gobierno se ha comprometido a un ambicioso objetivo de eficiencia energética para el año 2030. En el Plan Nacional de Energía y Clima (PNIEC) se pretende mejorar la eficiencia energética casi un 40%. Un objetivo que diversos actores del sector creen que será muy difícil de cumplir.

El principal frente de ataque para lograr este objetivo es la mejora de los edificios, cuyo consumo energética representa el 18% del total. Tanto la mejora de edificios antiguos como la adecuación de los nuevos está entre los planes prioritarios de eficiencia lanzados por la administración.

Esto supone dotar de mejor aislamiento y que el consumo de energía del edificio sea autónomo, a través de energías renovables. Con ello se busca que los edificios no generen emisiones contaminantes. Actualmente las calderas, de gas, gasóleo e incluso de carbón, son un fuerte foco de emisiones a eliminar. Para ello tanto mejorar la eficiencia como las renovables sirven para que las construcciones puedan ser prácticamente neutras en consumo energético.

Con este propósito han nacido iniciativas empresariales como Greenward Partners, una plataforma lanzada por dos ex ejecutivos de Iberdrola y Endesa junto con antiguos directivos de BBVA. Santander y Ferrovial para acometer una transformación de miles de millones de euros. Concretamente, más de 40.000 millones en un campo que según consideran, hay una gran escasez de proyectos.

Ver noticia en El Confidencial