Madrid, 22 de noviembre de 2021. Según acaba de hacer público la Agencia Internacional de la Energía (AIE), cumplir los objetivos internacionales de limitación del calentamiento climático a mediados de siglo exige triplicar la inversión en eficiencia energética de aquí a 2030.

El organismo, que evalúa en su último informe anual los avances en Eficiencia Energética, coincide con las tesis defendidas desde hace años por Greenward Partners, primera empresa de capital ecológico de España, sobre la Eficiencia Energética como el mejor mecanismo para cubrir las necesidades de energía de la forma más limpia y, en la mayor parte de los casos, más barata. Una visión en la que también insiste la Comisión Europea que, en una reciente comunicación con carácter de mandato político a los estados miembros, insta a pasar a la práctica en la aplicación del principio “Eficiencia Primero” como pilar de política climática y energética sobre una realidad incontestable: la energía más limpia es la que nunca se utiliza.

Eduardo Brunet, presidente de Greenward, afirma que “Es significativo que todas las recomendaciones de los principales organismos expertos giren en torno a situar la Eficiencia Energética en el núcleo de la estrategia global hacia las emisiones cero. Desde Greenward trabajamos desde hace años para lograr que se priorice esa Eficiencia Energética y se cree en España el marco legislativo necesario para lograr ese objetivo ya que sin ella no puede alcanzarse la plena descarbonización de la economía objetivo de la Unión Europea”.

Greenward lleva desarrollando a lo largo de esta legislatura un ambicioso programa de relaciones institucionales mediante el que está haciendo llegar a los ministerios pertinentes, así como a los diferentes grupos políticos y administraciones autonómicas y municipales de toda España, propuestas concretas para que se hagan las modificaciones necesarias en la legislación española que permitan canalizar capital privado al sector de la rehabilitación energética de inmuebles, potenciar nuevos modelos de financiación y divulgar y hacer realidad el principio de “Eficiencia Primero”.

Concretamente en el ámbito del principio de “Eficiencia Primero”  Greenward  cree que sería necesario incluir en el Proyecto de Ley de medidas urgentes para impulsar la actividad de rehabilitación edificatoria con fondos europeos –actualmente en tramitación en el Congreso– un artículo específico relativo a este principio ya que, como explica Eduardo Brunet,Esta iniciativa consagra, facilita y hace realidad la aplicación del principio de `Eficiencia Primero´ contribuyendo a una sociedad inclusiva, justa y próspera con una economía moderna, eficiente en recursos y competitiva”.

La “Eficiencia Primero” es el principio rector de la política energética de la Unión Europea y debe tenerse en cuenta a todos los niveles y en todos los sectores, energéticos y no energéticos, incluido el sector financiero.  Para Greenward, este principio ha sido reconocido como un elemento clave de la Estrategia de Integración del Sector Energético y, por tanto, debe incorporarse de pleno derecho a nuestro ordenamiento jurídico y hacerlo con nomenclatura propia.

Asimismo, la compañía coincide con la Comisión Europea en que las soluciones de Eficiencia Energética deben tenerse prioritariamente en cuenta dentro de un análisis de coste-beneficio en la planificación, las políticas y las principales decisiones de inversión relacionadas con el sistema energético, entendiendo por soluciones de Eficiencia Energética, aquellas destinadas a reducir el consumo y optimizar el sistema energético, en particular las encaminadas a la reducción y gestión de la demanda, a la obtención de ahorros energéticos, a la flexibilización del sistema energético y a la minimización de pérdidas en la generación, transporte y distribución de energía.

La responsabilidad del ente público

Greenward considera que, al aplicar el principio de “Eficiencia Primero”, el Ejecutivo debería:

Desde Greenward pensamos que las autoridades reguladoras nacionales tienen la responsabilidad de proporcionar metodologías y orientaciones sobre cómo evaluar las alternativas en el análisis coste-beneficio, teniendo en cuenta beneficios más amplios, y verificar la aplicación del principio de “Eficiencia Primero. Asimismo, la edificación participa tanto del sector energético como de los no energéticos porque, además de ser consumidor, constituye el activo energético distribuido de mayor tamaño y potencial de Eficiencia Energética en su ámbito primordial, que es la reducción de la demanda. También incorpora adicionalmente sistemas de generación, almacenamiento e intercambio conectados con redes y otros usos energéticos a escala urbana, incluyendo la movilidad. La edificación es, sin duda, el gran protagonista del nuevo sistema energético distribuido y democratizado”, argumenta Brunet.

-FIN-

Acerca de Greenward

Greenward Partners es la empresa líder en la activación de capital ecológico en España. Greenward por fin hace posible en España proyectos integrales de mejora de eficiencia energética en todo tipo de edificios a través de novedosos instrumentos de financiación que permiten su cancelación exclusivamente con los ahorros generados por esas mejoras, con la única garantía adicional de los propios inmuebles. Estos instrumentos se conocen como Préstamos para la Activación del Capital Ecológico (e-PACE). Asimismo, Greenward desarrolla soluciones y servicios de inteligencia y tecnológicos para la medición, optimización y gestión de los ahorros energéticos en inmuebles; promueve un mercado de negociación de certificados de ahorro energético y aboga por la creación en España de un banco verde  (green bank), un esquema de colaboración público-privada que permita hacer frente al déficit de inversión y financiación de proyectos para la lucha contra el cambio climático y, en particular, para la mejora de la eficiencia energética.

Más información en www.greenwardpartners.com / Twitter:@GreenwardP

Contactos para prensa

GRAYLING

* María Luisa Rodríguez marialuisa.rodriguez@grayling.com

* Carmen Martos carmen.martos@grayling.com

* Ana María Peña anamaria.pena@grayling.com

(+34 91 522 10 08)

 

 

Greenward Partners, primera compañía especializada en la activación del capital ecológico en España, considera enormemente positivo que el Congreso de los Diputados haya decidido, en la sesión del pasado jueves 21 de octubre, tramitar como proyecto de ley el Real Decreto-ley de Medidas Urgentes para Impulsar la actividad de Rehabilitación edificatoria (RDL 19/2021).

Según Eduardo Brunet, presidente de Greenward, “Es una gran noticia que el Congreso haya decidido tramitar el Real Decreto-ley como proyecto de ley con el consenso de todos los partidos, al no darse ningún voto en contra, porque permitirá abrir el proceso de mejora de su contenido mediante la presentación de enmiendas y crear un texto más ambicioso que ayude a los ciudadanos a avanzar hacia la rehabilitación energética de sus hogares”.

Para BrunetResulta muy satisfactorio que por fin se vaya a hacer realidad una antigua reivindicación del sector de Rehabilitación y es que se desarrolle una pieza legislativa específica para regular esta actividad. Además, esperamos que sirva para mejorar cuestiones como la financiación de los proyectos de rehabilitación energética, mediante la introducción de instrumentos que están siendo utilizados por otros países de nuestro entorno con notable éxito, como es el modelo PACE, y que ayudarían a acelerar la descarbonización del parque edificado en España sin necesidad de destinar más recursos públicos”.

PACE (Programa para la Activación del Capital Ecológico) es un instrumento que permite canalizar el capital de inversores institucionales privados para cubrir las necesidades de financiación de proyectos de mejora energética de los edificios. Los préstamos se pagan con los ahorros generados por las mejoras, con la única garantía de los propios inmuebles a través de una contribución voluntaria girada por el municipio y que no se acelera en caso de impago, por lo que resultan enormemente ventajosos para los ciudadanos, ya que de esta forma no incrementan su deuda y acceso a crédito para otras necesidades. Además, ofrecen rentabilidades atractivas a largo plazo para el inversor.

En Estados Unidos, por ejemplo, el sistema de financiación PACE ha sido el principal motor de inversión privada en eficiencia energética por importe superior a 9.000 millones de dólares.

En los dos últimos años Greenward ha desarrollado un intenso trabajo institucional con grupos parlamentarios, ministerios, gobiernos regionales y ayuntamientos de toda España para comunicar las ventajas de este mecanismo y generar el mayor conocimiento y consenso posible de cara a su puesta en marcha en nuestro país.

Durante la tramitación de la Ley de Cambio Climático y Transición Energética ya se construyó un notable consenso en torno a esta propuesta y se incluyó entre las enmiendas presentadas por varios grupos. En las conversaciones mantenidas con numerosos tomadores de decisiones la compañía pudo constatar que existía buena disposición para respaldar PACE de forma mayoritaria, aunque finalmente no prosperó al considerarse que se trataba de un mecanismo demasiado específico para una norma con vocación más transversal. Como apunta Eduardo Brunet, “creemos que la tramitación del Proyecto de Ley específico sobre la Rehabilitación es el mejor instrumento para lograrlo ya que abre la puerta a que España cuente con los tan necesarios nuevos modelos para canalizar inversión privada y democratizar la rehabilitación energética de edificios y hogares, ahora solo en manos de los más pudientes”, declara Eduardo Brunet.

Greenward confía también en que este nuevo proceso legislativo sirva para introducir otros elementos como los créditos fiscales transferibles, al estilo de los Ecobonus, un instrumento implantado con éxito en Italia que funciona como un crédito fiscal reconocido por el importe de la obra de reforma energética integral en el edificio, que es transferible al inversor que la financie o adquiera bonos representativos de tal financiación, y que servirían para impulsar los programas de rehabilitación energética en barrios de rentas más bajas o con mayor pobreza energética, que no pueden acceder a las desgravaciones a la rehabilitación porque no pueden permitirse adelantar el montante de la obra, ni cuentan con bases imponibles para poder monetizar las desgravaciones fiscales propuestas en el RDL 19/21.

Ambos instrumentos, PACE y Ecobonus, fueron mencionados por representantes de diferentes grupos parlamentarios durante el debate del pasado jueves como ejemplo de elementos que debería incorporar el texto legislativo, lo que pone de manifiesto el apoyo parlamentario a los mismos y nos hace ser muy optimistas sobre las posibilidades de que el texto definitivo que salga de las Cortes Generales incorpore estas medidas que ya están dando extraordinarios resultados fuera de nuestras fronteras”, valora Brunet.

 

GRAYLING

* María Luisa Rodríguez marialuisa.rodriguez@grayling.com

* Ana Peña anamaria.pena@grayling.com

* Carmen Martos carmen.martos@grayling.com

(+34 91 522 10 08)

 

 

Madrid, 6 de octubre de 2021. Greenward, primera compañía de capital ecológico en España, celebra la recomendación publicada recientemente por la Comisión Europea en la que, con carácter de mandato político a los Estados miembros, insta a pasar a la práctica en la aplicación del principio Eficiencia Primero como pilar de política climática y energética.

Eduardo Brunet, presidente de Greenward, afirma que “Es una excelente noticia que la Comisión realice esta comunicación y refuerce el mandato de situar la Eficiencia Energética en el lugar central que le corresponde. Desde Greenward hemos abogado desde hace años por que se priorizara la eficiencia energética y se creara el marco legislativo necesario para lograr ese objetivo y para fomentar la creación de instrumentos financieros que permitieran abordarlo en nuestro país. Confiamos en que el Gobierno de España recoja este mandato y comience a trabajar en ello lo antes posible”.

El comunicado de la CE, emitido a finales de septiembre, coincide con un momento crítico, con el precio de la electricidad marcando máximos históricos cada día y en el que “ha quedado demostrado que las medidas que puede adoptar el Gobierno para paliarlos son de todo punto insuficientes”, explica Brunet.  Para el directivo, “hay que acometer un reposicionamiento estratégico de las prioridades y la transformación del modelo energético español hacia uno que, a partir del impulso de la eficiencia energética como activo de energía distribuida y vector para poner en valor la gestión de la demanda, presente mayores beneficios para el sistema, los consumidores -especialmente las rentas más bajas y los colectivos vulnerables frente a la creciente pobreza energética-, la economía y el planeta”.

Greenward, que centra su actividad en el impulso de la eficiencia energética de los edificios – responsables del 40% del consumo de energía- mediante instrumentos de financiación y soluciones integrales de rehabilitación energética, se encuentra inmersa en una importante campaña de divulgación y Asuntos Públicos para tratar de que se cree en España el marco legislativo necesario para priorizar la eficiencia energética, porque “Los fondos públicos son insuficientes y no contamos con iniciativas  legislativas, fiscales ni herramientas de financiación suficientes que permitan al ciudadano ser un actor de primer orden en el nuevo sistema energético hacia el que hay que avanzar” explica Brunet.

 

Principales recomendaciones del mandato de la CE

El comunicado emitido por la CE bajo título “Energy Efficiency First: from principles to practice. Guidelines and examples for its  implementation in decision-making in the energy sector and beyond” pone en contexto sus recomendaciones a los Estados miembros, recordando los objetivos de la UE de reducir en 2030 en un 55% las emisiones de gases de efecto invernadero y de alcanzar la neutralidad climática en 2050, así como los distintos instrumentos normativos en los que ya se ha plasmado ese principio, como la Directiva de Eficiencia, la Renovation Wave, la Estrategia Europea de Integración del Sistema Energético y la Regulación (EU) 2018/1999 de Unión Energética.

La recomendación insta a los Estados miembros a considerar la eficiencia energética como el «primer combustible«, es decir, una fuente de energía por derecho propio y pide que los sectores público y privado inviertan en eficiencia energética antes que en otras infraestructuras y fuentes de energía. También destaca que la aplicación del principio permite adoptar una perspectiva social y que tendrá un impacto positivo en la lucha conta la pobreza energética. Además, recomienda “considerar la rentabilidad de la eficiencia energética desde la perspectiva del inversor y del usuario final”.

En este sentido, nos parece de suma importancia que el mandato de la CE establece, entre otras cosas, la necesidad de llevar a cabo un análisis de coste beneficio antes de hacer cualquier inversión para priorizar los proyectos de eficiencia. Y, en este análisis, se deben de incluir no solo los beneficios energéticos sino también los sociales y económicos. También pide que se pongan en pie fondos específicos en eficiencia energética, un área en la que Greenward lleva tiempo trabajando”, comenta Eduardo Brunet.

La Comisión recuerda que las soluciones de eficiencia energética deben ser ambientalmente sostenibles a lo largo de toda la cadena de valor del sistema energético y que el objetivo de reducir demanda debe de ser prioritario incluso a alternativas de generación de fuentes renovables.

Asimismo, reconoce que el planteamiento supone un cambio de modelo frente al “tradicional de producción y consumo de energía, basado en grandes proveedores dominados por los fósiles y consumidores pasivos y que pagan el precio, hacia un sistema más flexible, que incorpora tecnologías renovables y se centra en consumidores de energía activamente comprometidos”.

Por todo ello solicita a los gobiernos de los Estados miembros que empleen el principio de EE1st como un principio general que debe aplicarse en un contexto político más amplio, en lugar de como un objetivo de último recurso para reducir el consumo de energía y que evalúen “la rentabilidad y los beneficios más amplios de las medidas de eficiencia energética desde una perspectiva social a la hora de tomar decisiones estratégicas, diseñar marcos reguladores y planificar futuros planes de inversión”.

-FIN-

 

Acerca de Greenward

Greenward Partners es la empresa líder en la activación de capital ecológico en España. Greenward por fin hace posible en España proyectos integrales de mejora de eficiencia energética en todo tipo de edificios a través de novedosos instrumentos de financiación que permiten su cancelación exclusivamente con los ahorros generados por esas mejoras, con la única garantía adicional de los propios inmuebles. Estos instrumentos se conocen como Préstamos para la Activación del Capital Ecológico (e-PACE). Asimismo, Greenward desarrolla soluciones y servicios de inteligencia y tecnológicos para la medición, optimización y gestión de los ahorros energéticos en inmuebles; promueve un mercado de negociación de certificados de ahorro energético y aboga por la creación en España de un banco verde  (green bank), un esquema de colaboración público-privada que permita hacer frente al déficit de inversión y financiación de proyectos para la lucha contra el cambio climático y, en particular, para la mejora de la eficiencia energética.

Más información en www.greenwardpartners.com / Twitter:@GreenwardP

Contactos para prensa

GRAYLING

* María Luisa Rodríguez marialuisa.rodriguez@grayling.com

* Carmen Martos carmen.martos@grayling.com

* Ana María Peña anamaria.pena@grayling.com

(+34 91 522 10 08)

 

 

 

 

Madrid, 27 de septiembre de 2021.

El precio medio del pool eléctrico español no ha dejado de crecer desde el mes de julio de 2021, alcanzando máximos históricos, triplicando la media de la última década y planteando una presión adicional para hogares y consumidores. Ante esta subida de los precios, el Plan de Choque presentado por el Gobierno recoge medidas que pretenden mitigar este impacto sobre la factura eléctrica, pero lo hace con un enfoque muy a corto plazo y sin modificar un sistema energético del siglo pasado,  unidireccional, rígido y poco adaptado a las nuevas tecnologías y realidades sociales.

Para dar continuidad a estos esfuerzos puntuales y con fecha de caducidad, Greenward, la primera empresa de capital ecológico en España, destaca la necesidad de acometer un reposicionamiento estratégico de las prioridades y la transformación del modelo energético español hacia uno que, a partir del impulso de la eficiencia energética como activo de energía distribuida y vector para poner en valor la gestión de la demanda, presente mayores beneficios para el sistema, los consumidores -especialmente las rentas más bajas y los colectivos vulnerables frente a la creciente pobreza energética-, la economía y el planeta.

Con la rehabilitación energética de hogares y edificios como una de sus principales armas, la eficiencia energética ya ha resultado clave en muchos y muy distintos sistemas energéticos para rebajar y controlar la factura eléctrica de empresas y ciudadanos, y palanca eficaz para reducir los costes dentro del sistema de generación, transmisión, distribución y almacenamiento, lo que también se traslada al coste final de la tarifa.

Eduardo Brunet, cofundador y presidente de Greenward, afirma que “La eficiencia energética  debe considerarse y tratarse como una fuente de energía más, la `Energía Eficiencia´, en igualdad de condiciones que el resto y con su propio marco regulatorio. Es la fuente de energía más abundante, económica y beneficiosa para el conjunto del sistema energético de cualquier país. No solo permitiría reducir la factura eléctrica, sino que también resulta clave a la hora de cumplir con los objetivos de descarbonización de la economía y mitigar el cambio climático”.

En el entorno europeo, los fondos públicos aportados para la rehabilitación de edificios en base a criterios de eficiencia energética promueven una actividad económica que los multiplica por 6,5, reducen los costes de desempleo un 95% del valor de la subvención y producen un retorno fiscal que los multiplica por 1,9.

Estudios recientes* demuestran que la eficiencia energética ya es la tercera mayor fuente de electricidad de Estados Unidos, aportando más energía a la red que la nuclear, y que es un recurso menos costoso que cualquier otra fuente de energía, convencional o alternativa. Para el periodo 2021-2030 se proyectan reducciones del 34% en cuanto a la necesidad de recurrir al gas para la generación de electricidad. Esto, trasladado a España, supondría un ahorro equivalente al de las medidas de choque anunciadas por el Ejecutivo, pero sin perjuicio al resto de actores e inversiones en el sistema.

El Acuerdo de París recuerda que, para cumplir con los límites de seguridad dentro de la crisis climática, el incremento de las temperaturas debe situarse entre 1,5 y 2 grados con respecto a niveles preindustriales. Al ritmo actual, a finales de siglo se alcanzarán los 2,7º. Según Naciones Unidas, para 2030 las emisiones mundiales habrán aumentado un 16,3% con respecto a 2010. Unos niveles alarmantes.

La eficiencia energética conlleva también una muy necesaria reducción de emisiones, y a su valor se suma el impacto en salud, confort y otros beneficios no energéticos, como, por ejemplo, que es la medida contra el cambio climático que más puestos de trabajo genera por millón de inversión, empleos que, además, son locales y mayoritariamente en pymes”, añade Brunet.

Así, según un estudio financiado por ClimateWorks, si las economías priorizan las medidas de eficiencia energética dentro de planes y políticas para mitigar el cambio climático hasta 2030, además de alcanzar los objetivos de reducción de emisiones podrían ahorrar 2,8 billones de dólares. En España, la tasa de rehabilitación energética de edificios está lejos de la de países de su entorno. Los fondos públicos son insuficientes y no contamos con movimientos legislativos, fiscales ni herramientas de financiación suficientes que permitan al ciudadano ser un actor de primer orden en el nuevo sistema energético hacia el que hay que avanzar.

Como explica Eduardo Brunet, “Hablamos de un sistema digitalizado y descentralizado, donde la energía se venderá como un servicio y donde los edificios rehabilitados a través de intervenciones de eficiencia e inteligencia serán auténticos activos energéticos y conectados en red, abriendo un mercado de flexibilidad estimado en más de 220.000 millones de dólares para 2026. España no puede quedar rezagada en la consecución de ese modelo.

En este sentido, según Navigant Research, los activos de energía distribuida están llamados a crecer 9 veces más rápido que las centrales de generación, incluidas las renovables, en los próximos 10 años. Y tendrán capacidad para producir cerca de 43.000 teravatios. “En otras palabras, los activos de energía distribuida podrían obviar la necesidad de fuentes centralizadas de generación para 2030”, concluye Brunet.

En un sistema energético adaptado al siglo XXI y necesariamente bidireccional, la Energía Eficiencia tiene que ser una fuente despachable, con un precio de mercado y que proporcione flexibilidad de demanda a largo plazo. Esto descongestionaría problemas de red en puntos y franjas horarias concretas y facilitaría la entrada en red de un volumen cada vez mayor de renovables, al tiempo que eliminaría la necesidad de fuentes de generación caras y contaminantes y enormes inversiones en transmisión y almacenamiento.

En este sentido, la Agencia Internacional de la Energía** propone a los reguladores, operadores del sistema y compañías energéticas, las siguientes medidas regulatorias:

El consorcio Flexener, liderado por Iberdrola e integrado por compañías como Siemens, Balantia y Wallbox, y apoyado por el Centro para el Desarrollo Industrial y Tecnológico (CDTI), comparte esta visión de transición del sistema energético e invertirá 7,6 millones de euros en el desarrollo de tecnologías para poder integrar esta Energía Eficiencia dentro de la red.

 

(*) Según el American Council for an Energy Efficient Economy (ACEE) y el estudio de Synapse sobre la Evaluación del Impacto Ambiental en Estados Unidos, publicado el pasado mes de agosto

(**) En su reciente publicación Distributed energy resources for net zero: An asset or a hassle to the electricity grid?

 

-FIN-

Acerca de Greenward

Greenward Partners es la empresa líder en la activación de capital ecológico en España. Greenward por fin hace posible en España proyectos integrales de mejora de eficiencia energética en todo tipo de edificios a través de novedosos instrumentos de financiación que permiten su cancelación exclusivamente con los ahorros generados por esas mejoras, con la única garantía adicional de los propios inmuebles. Estos instrumentos se conocen como Préstamos para la Activación del Capital Ecológico (e-PACE). Asimismo, Greenward desarrolla soluciones y servicios de inteligencia y tecnológicos para la medición, optimización y gestión de los ahorros energéticos en inmuebles; promueve un mercado de negociación de certificados de ahorro energético y aboga por la creación en España de un banco verde  (green bank), un esquema de colaboración público-privada que permita hacer frente al déficit de inversión y financiación de proyectos para la lucha contra el cambio climático y, en particular, para la mejora de la eficiencia energética.

Más información en www.greenwardpartners.com / Twitter:@GreenwardP

Contactos para prensa

GRAYLING

* María Luisa Rodríguez marialuisa.rodriguez@grayling.com

* Carmen Martos carmen.martos@grayling.com

* Ana María Peña anamaria.pena@grayling.com

+34 91 522 10 08

 

 

Madrid, 28 de julio de 2021

El año 2020 fue el más cálido en la Península Ibérica desde el inicio de la serie en 1961*, igualado con 2017 con una temperatura media de 14,8 °C en España; y se prevé que la tendencia empeore en 2021. Los episodios de calor extremo se agudizan y causan alrededor de 1.300 defunciones al año en nuestro país**.

Por esta y otras razones, Greenward, primera empresa de capital ecológico en España, hace una llamada urgente para la puesta en marcha de proyectos integrales de rehabilitación energética de edificios y destaca su importancia como medida necesaria para detener y prevenir situaciones de riesgo extremo para los ciudadanos.

Como explica Eduardo Brunet, fundador y co-CEO de Greenward Partners:Es un hecho que los efectos del calentamiento global y el incremento de las temperaturas en España nos van a poner ante una dura prueba en los próximos años. Ya lo están haciendo. Resulta vital que nuestros edificios estén lo mejor preparados posible cuanto antes. España tiene una tasa de renovación de edificios muy por debajo del 0,3% anual, lejos del 3% recomendado por la UE para cumplir los objetivos de descarbonización del parque edificado que tenemos delante. Estamos obligados con urgencia a reducir el consumo y las emisiones, y lograr la eficiencia energética del parque edificado mediante su rehabilitación es un instrumento clave que tenemos al alcance.

Cerca del 80% de las viviendas españolas tienen una etiqueta energética «E» o inferior; y la situación requeriría inversiones de unos 40.000 millones de euros entre 2021 y 2030 para acometer la rehabilitación energética hacia la descarbonización del parque afectado atendiendo los cálculos del Plan Nacional Integrado de Energía y Clima elaborado por el Ministerio para la Transición Ecológica. Hablamos de proyectos de eficiencia energética que deben plantear actuaciones en la envolvente térmica de los edificios, así como la instalación de techos solares y baterías, calderas, calefacción, aire acondicionado e iluminación más eficientes, sistemas de recuperación de calor y reutilización de agua, entre otros.

Las altas temperaturas y las olas de calor extremo tienen una mayor incidencia negativa en grupos de población urbana en situación de vulnerabilidad, como personas mayores y/o con patologías previas, niños y niñas y mujeres embarazadas. Asimismo, las rentas más bajas son las que menos acceso tienen a la rehabilitación energética de sus hogares y también las más afectadas por los incrementos del precio de la energía necesaria para la climatización, este verano en máximos históricos en España.

En este sentido, la rehabilitación energética se plantea como una solución a medio y largo plazo, ya que reduce la demanda de energía de las viviendas y, por tanto, el gasto, algo crucial si atendemos a un reciente estudio elaborado por Eurostat que señala que, en 2019, el 7,5% de la población (3,52 millones de españoles) se encontraba en situación de pobreza energética. Una cifra que va a incrementarse en 2020-2021 a causa de la pandemia por Covid-19 y sus consecuencias económicas y sociales.

Según Fernando de Roda, fundador y co-CEO de Greenward Partners, Tenemos que ser conscientes de que no todas las rentas pueden acometer proyectos de rehabilitación en las condiciones actuales, por lo que es necesario flexibilizar y eliminar las barreras al acceso. Uno de los grandes escollos es la financiación para la rehabilitación. Los fondos públicos son insuficientes para cubrir las necesidades reales, la inversión anunciada representa apenas el 17% del total necesario, por eso apostamos por promover la confluencia de capital público y privado y ampliar el marco legislativo español para que posibilite instrumentos financieros innovadores y haga accesibles los proyectos de rehabilitación energética a todas las rentas.”

Entre los instrumentos contemplados por Greenward para impulsar la eficiencia energética en el parque inmobiliario español destacan los Ecobonos, como créditos fiscales transferibles que permiten monetizar el valor de la eficiencia; los Préstamos para la Activación del Capital Ecológico (PACE), un sistema de colaboración público-privada que posibilita financiación a muy largo plazo; la creación de un Banco Verde que active mecanismos de mercado orientados a catalizar capital privado conjuntamente con el público; la implantación rápida y sencilla para el ciudadano de las Comunidades Energéticas Locales, y los fondos especializados con mecanismos de garantía para dar cobertura a segmentos más vulnerables.

 

(*) Según el Informe sobre el estado del clima de España 2020 de la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET).

(**) Según las estimaciones realizadas por los investigadores Cristina Linares y Julio Díaz del Departamento de Epidemiología y Bioestadística de la Escuela Nacional de Sanidad del Instituto de Salud Carlos III.

-FIN-

 

Acerca de Greenward

Greenward Partners es la empresa líder en la activación de capital ecológico en España. Greenward por fin hace posible en España proyectos integrales de mejora de eficiencia energética en todo tipo de edificios a través de novedosos instrumentos de financiación que permiten su cancelación exclusivamente con los ahorros generados por esas mejoras, con la única garantía adicional de los propios inmuebles. Estos instrumentos se conocen como Préstamos para la Activación del Capital Ecológico (e-PACE). Asimismo, Greenward desarrolla soluciones y servicios de inteligencia y tecnológicos para la medición, optimización y gestión de los ahorros energéticos en inmuebles; promueve un mercado de negociación de certificados de ahorro energético y aboga por la creación en España de un banco verde  (green bank), un esquema de colaboración público-privada que permita hacer frente al déficit de inversión y financiación de proyectos para la lucha contra el cambio climático y, en particular, para la mejora de la eficiencia energética.

Más información en www.greenwardpartners.com / Twitter:@GreenwardP

Contactos para prensa

GRAYLING

* María Luisa Rodríguez marialuisa.rodriguez@grayling.com

* Carmen Martos carmen.martos@grayling.com

* Ana María Peña anamaria.pena@grayling.com

(+34 91 522 10 08)

 

Madrid, 15 de julio de 2021

Greenward Partners, primera empresa de capital ecológico en España, ha lanzado en redes sociales una campaña de divulgación, dirigida al conjunto de la sociedad y a determinados sectores económicos, cuyo objetivo es mejorar el acceso a la información y concienciar sobre la eficiencia energética.

Bajo el lema Provoquemos el cambio, Greenward presenta una serie de vídeos informativos que explican el concepto de eficiencia energética y exploran sus beneficios en distintos entornos y actividades económicas, desde edificios residenciales y viviendas, hasta hospitales, centros comerciales, centros educativos o edificios públicos, entre otros. Además de ofrecer datos y cifras de interés sobre el ahorro energético, los ingresos económicos asociados con la rehabilitación energética o su impacto en el mercado laboral, se ahonda en sus efectos sobre la salud, el bienestar y el confort, aspectos relevantes y que en ocasiones son menos conocidos.

Según ha señalado Eduardo Brunet, fundador y co-CEO de Greenward Patners: “la eficiencia energética es una gran desconocida para la sociedad y para muchos sectores económicos. La mejor energía es la que no se consume e invertir en eficiencia es mucho más rentable que hacerlo en la generación o la distribución de energía(*), incluso cuando se trata de renovables. Son muy pocos los que saben, además, las implicaciones que tiene para la salud o el empleo y con esta campaña, centrada en las personas, queremos concienciar sobre su importancia y hacer una llamada a la acción responsable”.

Ya se ha lanzado el primero de los vídeos -centrado en los beneficios para la salud-, al que seguirá otro centrado en sector sanitario y en el que se explica que este sector representa el 9,8% de la generación de gases de efecto invernadero y supone unos 8,3 mil millones de euros al año en costes energéticos. Apostar por la eficiencia energética en hospitales y centros sanitarios no solo permitiría reducir estos costes energéticos, mejorar procesos operativos y ahorrar un 7% de los costes de operación y mantenimiento, sino también reinvertir en otras áreas como la investigación, la calidad de la atención al paciente, o la calidad del aire y del entorno a través del control de la temperatura, la iluminación o los ruidos, por ejemplo.

Los vídeos se están difundiendo desde las cuentas oficiales de Greenward Partners en LinkedIn y en Twitter, con el fin de llegar al mayor número de personas posible e impulsar y amplificar la conversación sobre eficiencia energética entre todos los públicos.

(*) Cada euro invertido en eficiencia energética supone un ahorro de dos euros en nuevos activos de generación y costes de distribución.

 

-FIN-

 

Acerca de Greenward Partners

Greenward Partners es la primera empresa para la activación de capital ecológico en España. Financia proyectos de mejora de eficiencia energética en todo tipo de edificios a través de préstamos que se pagan exclusivamente con los ahorros generados por esas mejoras, con la única garantía adicional de los propios inmuebles. Estos instrumentos de financiación se conocen como Préstamos para la Activación del Capital Ecológico (e-PACE). Asimismo, Greenward desarrolla soluciones y servicios de inteligencia y tecnológicos para la medición, optimización y gestión de los ahorros energéticos en inmuebles; promueve un mercado de negociación de certificados de ahorro energético y aboga por la creación en España de un banco verde  (green bank), un esquema de colaboración público-privada que permita hacer frente al déficit de inversión y financiación de proyectos para la lucha contra el cambio climático y, en particular, para la mejora de la eficiencia energética.

Más información en www.greenwardpartners.com

Twitter:@GreenwardP

 

Contactos para prensa

GRAYLING

* María Luisa Rodríguez marialuisa.rodriguez@grayling.com

* Carmen Martos carmen.martos@grayling.com

*Ana Mª Peña anamaria.pena@grayling.com  

+34 91 522 10 08

El parque inmobiliario asturiano data, de media, de los años 70. Un 56% de las viviendas principales se construyó antes de 1981 y de la entrada en vigor de normativas de eficiencia energética en la construcción. Según los últimos datos del registro de Comunidades Autónomas en España (2019), Asturias cuenta con 50.949 edificaciones, de las cuales 12.008 tendrían una calificación «G» ─la más baja─, 6.677 edificios contarían con una calificación «F», y 22.504 con una calificación «E».  Cerca del 80,8% del parque edificado del Principado tiene una eficiencia energética muy por debajo de lo deseado. Solo 296 edificios, menos del 0,6% del total, contarían con la calificación «A», la más alta. Esta situación muestra un amplio campo de mejora en lo que respecta al consumo energético en las viviendas y la reducción de las emisiones de CO2 del parque inmobiliario asturiano.

 

No obstante, tal y como recoge el Plan Asturiano de Vivienda 2018-2021, Asturias es la segunda Comunidad Autónoma con mayor porcentaje de edificios rehabilitados, un 68,3%, solo por detrás del País Vasco. Resulta fundamental que las rehabilitaciones se realicen desde la perspectiva de la eficiencia energética, ya que además de ser crucial para el logro de los objetivos y compromisos adquiridos para la descarbonización de la economía regional y nacional en 2050, también favorece el ahorro energético y económico, al tiempo que promueve la salud y el confort. Es necesario, por tanto, favorecer el acceso a la rehabilitación energética a todas las personas, y especialmente a las rentas más bajas y los hogares que se encuentran en una situación de pobreza energética.

 

En este sentido, de acuerdo con el Informe de Actualización de Indicadores 2020 de pobreza energética publicado por el MITECO, el índice de pobreza energética escondida (HEP) en Asturias en 2019 fue de un 8,01%.  Esto significa que algo más de 8 de cada 100 hogares tiene un gasto energético inferior a la mitad de la mediana nacional.

 

El Gobierno de Asturias sigue avanzando en su apuesta por la eficiencia energética del parque edificado del Principado. En el mes de marzo de 2021 se amplió el presupuesto asignado al Principado por el Programa PREE de ayudas para actuaciones de rehabilitación energética en edificios existentes en 40 millones de euros, alcanzando un total de algo más de 47,5 millones de euros. Está por definir el presupuesto final que se destinará al Principado de los 6.820 millones de euros para la rehabilitación de viviendas con financiación procedente de los fondos europeos anunciada hace unos meses por el Gobierno central.

 

En el plano regulatorio del Principado, en enero de 2021 se comenzó a desarrollar la Estrategia para la Rehabilitación Energética de Edificios, iniciativa que se encuentra en la fase de envío de alegaciones, evaluación y estudio interno, paso previo a la aprobación por parte del Consejo de Gobierno, y que tiene en cuenta las líneas de otros planes nacionales como el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia o el Plan Nacional Integrado de Energía y Clima.

 

La estrategia plantea objetivos energéticos y medioambientales, pero también económicos y de generación de actividad y empleo, sociales y de confort. Contempla medidas, por ejemplo, para la mejora de la envolvente de los edificios, la mejora de la eficiencia energética de las instalaciones térmicas, actuaciones para la mejora de las condiciones energéticas de los edificios públicos y el impulso de la descarbonización de la economía regional.

 

Pero otro aspecto relevante de la estrategia es, precisamente, que abre la puerta al desarrollo de la colaboración público-privada para el impulso de los proyectos de rehabilitación de edificios y regeneración urbana, lo que permite explorar posibles nuevas vías de financiación de este tipo de proyectos en las que converjan capital público y privado. Una iniciativa celebrada y apoyada desde Greenward Partners, primera empresa de capital ecológico en España, conscientes de que los fondos públicos son insuficientes para hacer frente a las rehabilitaciones necesarias.

 

En este sentido, Greenward Partners aboga por, entre otras medidas, desarrollar en Asturias la figura de los Ecobonos como mecanismo de gran valor para hacer financiables proyectos de rehabilitación energética de edificios. La herramienta permite hacer accesibles estos proyectos a los propietarios, siendo especialmente útiles para aquellos con rentas bajas.

 

Como explica Eduardo Brunet, fundador y CEO de Greenward Partners, “El anuncio sobre los incentivos fiscales con deducciones en el IRPF de hasta el 60% de las cantidades que inviertan los particulares en obras para mejorar la sostenibilidad de su vivienda nos parece una magnífica noticia. Pero la medida ganaría efectividad y alcance si se contemplaran estas bonificaciones fiscales a través de Ecobonos, con los que el reconocimiento de esa desgravación o crédito fiscal por el importe de la inversión en la renovación energética pueda transferirse a inversores que financien la obra y que tengan base imponible suficiente para aprovecharlos”. Con el modelo de Ecobonos se consigue aligerar significativamente el peso de la inversión para el particular al poder disponer de los fondos anticipadamente en lugar de esperar a obtener su compensación como deducción futura del impuesto de la renta.

 

A esto se suma que la pérdida de recaudación por el crédito fiscal se compensa ampliamente mediante el modelo de Ecobonos con una mayor recaudación por impuestos indirectos, el impulso a la actividad económica de la región y el aporte de importantes contribuciones sociales a través de la creación de puestos de trabajo asociados a las rehabilitaciones, objetivos contemplados en la Estrategia.

 

 

-FIN-

Acerca de Greenward Partners

Greenward Partners es la primera empresa para la activación de capital ecológico en España. Financia proyectos de mejora de eficiencia energética en todo tipo de edificios a través de préstamos que se pagan exclusivamente con los ahorros generados por esas mejoras, con la única garantía adicional de los propios inmuebles. Estos instrumentos de financiación se conocen como Préstamos para la Activación del Capital Ecológico (e-PACE). Asimismo, Greenward desarrolla soluciones y servicios de inteligencia y tecnológicos para la medición, optimización y gestión de los ahorros energéticos en inmuebles; promueve un mercado de negociación de certificados de ahorro energético y aboga por la creación en España de un banco verde  (green bank), un esquema de colaboración público-privada que permita hacer frente al déficit de inversión y financiación de proyectos para la lucha contra el cambio climático y, en particular, para la mejora de la eficiencia energética.

Más información en www.greenwardpartners.com

Twitter:@GreenwardP

 

Contactos para prensa

 

GRAYLING

Contactos para prensa

 

GRAYLING

María Luisa Rodríguez marialuisa.rodriguez@grayling.com

Carmen Martos carmen.martos@grayling.com

Ana Mª Peña anamaria.pena@grayling.com

+34 91 522 10 08

Según los últimos datos del registro de Comunidades Autónomas en España (2019), Canarias cuenta con 147.258 edificaciones.  Más del 86,5% de ese parque inmobiliario  tiene las peores calificaciones energéticas (88.118 edificios con calificación G -la más baja-,  12.329 con calificación F y 27.024 con calificación E) lo que le sitúa en una posición muy deficiente por lo que respecta al consumo energético de las viviendas en refrigeración, agua caliente y calefacción por metro cuadrado de superficie útil y la consiguiente alta  generación de emisiones de CO2 a la atmósfera debido a estos consumos de energía. Solo el 1,1% del parque edificado canario dispone de calificación energética A.

El Plan de Transición Energética del archipiélago, cuya finalización y aprobación está prevista para los últimos meses de 2021, impulsará la descarbonización de la economía canaria para 2040 y contribuirá al cumplimiento de la futura Ley de Cambio Climático.

En este marco, el Gobierno de Canarias está inmerso en el proceso de Información Pública de la nueva Ley Canaria de Cambio Climático y Transición  Energética que, hasta su aprobación final por el Parlamento canario, ha de pasar aún por la aprobación por el Consejo de Gobierno y su envío al Parlamento de Canarias, y la posterior tramitación parlamentaria final. Aún hay tiempo para que la nueva Ley resultante incorpore herramientas y mecanismos que permitan que los proyectos de rehabilitación energética sean accesibles para todos, y muy especialmente para las rentas más bajas.

En este sentido es importante destacar que, según el Informe de Actualización de Indicadores 2020 de pobreza energética publicado por el MITECO, que recoge los datos de 2019, Canarias muestra uno de los indicadores de pobreza energética escondida (HEP) más altos de España, del 31,64%, lo que significa que más de 31 de cada 100 hogares del archipiélago tienen un gasto energético inferior a la mitad de la mediana nacional.

El Gobierno canario ya ha contemplado en el Plan de Transición Energética del archipiélago (PTECan) un enfoque social y dedicará un apartado específico a erradicar la pobreza energética.  También prevé una inversión de más de 3.200 millones de euros provenientes de fondos públicos y privados para la estrategia de autoconsumo fotovoltaico. A esta habría que sumar las partidas, aún por especificar en cuantía y plazos, que el Gobierno central destine al archipiélago del Fondo de Recuperación europeo dedicadas a la rehabilitación energética de edificios.

En la actualidad, y hasta que se pongan en marcha las nuevas deducciones anunciadas recientemente por el Gobierno del país, en Canarias las obras de rehabilitación energética de la vivienda habitual cuentan con una deducción de solo el 10%, hasta 7.000 euros de base máxima

Las nuevas ayudas fiscales que están por llegar,  sin dejar de ser interesantes, plantean problemas de plazo (se monetizarían al año siguiente de incurrir en la inversión) y tardanza en la adjudicación, especialmente en comunidades de propietarios, ya que puede dilatarse en el tiempo por su complejidad dada la amplia variedad de estructuras jurídicas que pueden ostentar la propiedad y posesión de cada inmueble.

Para apoyar el avance en este sentido, Greenward Partners, la primera empresa de capital ecológico en España, aboga por extrapolar a Canarias la exitosa figura de los Ecobonos como mecanismo de gran valor para hacer financiables proyectos ambiciosos de rehabilitación energética de edificios, algo que resulta imprescindible para que estos proyectos sean accesibles a los propietarios y colectivos con rentas más bajas para los que una inteligente política de subvención y ayudas que incentiven la entrada de inversión privada es crucial.

Para contextualizar el reto económico para el ciudadano al que nos referimos, teniendo en cuenta la instalación de placas fotovoltaicas y las posibles mejoras añadidas en aislamiento térmico, elementos de climatización y sistemas de agua caliente que, pese al clima benigno del archipiélago durante todo el año, serían necesarias para avanzar hacia las “cero emisiones”, hablaríamos de presupuestos normalmente no inferiores a 12.000 euros por vivienda.

Como explica Eduardo Brunet, fundador y CEO de Greenward Partners, “El anuncio sobre los incentivos fiscales con deducciones en el IRPF de hasta el 60% de las cantidades que inviertan los particulares en obras para mejorar la sostenibilidad de su vivienda nos parece una magnífica noticia. Pero la medida ganaría efectividad y alcance si se contemplaran estas bonificaciones fiscales a través de Ecobonos, con los que el reconocimiento de esa desgravación o crédito fiscal por el importe de la inversión en la renovación energética pueda transferirse a inversores que financien la obra y que tengan base imponible suficiente para aprovecharlos”. Con ello se consigue aligerar significativamente el peso de la inversión para el particular al poder disponer de los fondos anticipadamente en lugar de esperar a obtener su compensación como deducción futura del impuesto de la renta.

A esto se suma que la pérdida de recaudación por el crédito fiscal se compensa ampliamente mediante el modelo de Ecobonos con una mayor recaudación por impuestos indirectos, el impulso a la actividad económica del archipiélago y el aporte de importantes contribuciones sociales dada la enorme cantidad de puestos de trabajo -en el archipiélago hay más de 54.000 personas contratadas sólo en el sector de la construcción, colectivo que podría incrementarse gracias a nuevos proyectos de rehabilitación- y flujo de tráfico mercantil que crea, especialmente en el entorno pyme.

Greenward Partners plantea extrapolar a las Islas Canarias este modelo que ya ha demostrado un gran éxito en Italia (bajo nombre Ecobonus). “Sería un paso importante en el esfuerzo que está haciendo el Gobierno autonómico para lograr su objetivo de crear un entorno favorable para la realización de actuaciones de rehabilitación por parte de empresas y particulares a través de una mejora del marco regulatorio y fiscal de la actividad de rehabilitación orientada a alcanzar los retos marcados por el Plan de Recuperación y Resiliencia” explica Brunet.

Como expone Eduardo Brunet, “Actualmente no existen en el mercado español productos y estructuras que faciliten la financiación del 100% del coste de un proyecto de rehabilitación integral, a largo plazo, a tipos competitivos y bajo modelos estandarizables que disminuyan el riesgo de la operación y permitan su escala. Esa ausencia de instrumentos eficientes de financiación y la incertidumbre sobre la consecución real de los ahorros estimados son importantes barreras para que los propietarios, especialmente los de rentas más bajas, se decidan a acometer los necesarios proyectos de rehabilitación para la mejora de la eficiencia energética”.

El modelo de Ecobonos, además de beneficios implícitos para propietarios y gestores inmobiliarios, para el sector de la renovación energética y para las administraciones públicas locales, promueve el empleo y proporciona a los inversores acceso en volumen y escala a proyectos fiables y certificados técnicamente, con un gran loan-to-value, que califican dentro de la taxonomía UE como financiación verde, con rentabilidades a largo plazo muy interesantes.

El nuevo mantra de la financiación verde o sostenible que envía Bruselas es el `blended finance´ o la eficiente interacción entre subvenciones, ayudas, garantías y créditos blandos del sector público con financiación en escala desde el sector privado. Solo la correcta e inteligente articulación de estos mecanismos será capaz de atraer los ingentes recursos financieros necesarios en este campo de la rehabilitación energética de edificios. Es necesario apostar por vías innovadoras y facilitar la financiación para la rehabilitación energética mediante créditos u otras fórmulas a los propietarios de inmuebles, sobre todo a los de menor poder adquisitivo, y enfocar las ayudas públicas a las situaciones de mayor necesidad” afirma Brunet.

 

-FIN-

Acerca de Greenward Partners

Greenward Partners es la primera empresa para la activación de capital ecológico en España. Financia proyectos de mejora de eficiencia energética en todo tipo de edificios a través de préstamos que se pagan exclusivamente con los ahorros generados por esas mejoras, con la única garantía adicional de los propios inmuebles. Estos instrumentos de financiación se conocen como Préstamos para la Activación del Capital Ecológico (e-PACE). Asimismo, Greenward desarrolla soluciones y servicios de inteligencia y tecnológicos para la medición, optimización y gestión de los ahorros energéticos en inmuebles; promueve un mercado de negociación de certificados de ahorro energético y aboga por la creación en España de un banco verde  (green bank), un esquema de colaboración público-privada que permita hacer frente al déficit de inversión y financiación de proyectos para la lucha contra el cambio climático y, en particular, para la mejora de la eficiencia energética.

Más información en www.greenwardpartners.com

Twitter:@GreenwardP

Contactos para prensa

GRAYLING

* María Luisa Rodríguez marialuisa.rodriguez@grayling.com

* Carmen Martos carmen.martos@grayling.com

* Ana María Peña anamaria.pena@grayling.com

+34 91 522 10 08

La realización de proyectos de rehabilitación energética en edificios presenta retos singulares que se transfieren también a la inversión y financiación de esos proyectos por lo que la correcta identificación, medición y mitigación de riesgos es imprescindible para la toma de decisiones en ambos campos.

En este contexto, la consultora especializada en asesoría empresarial FTI Consulting y Greenward Partners, la primera empresa de capital ecológico en España, proponen GreenWatch, la herramienta pionera en que se basa el modelo creado por las compañías para la evaluación y gestión de los factores operativos, inmobiliarios, de riesgos de crédito, de mercado energético, regulatorios y reputacionales relacionados con las inversiones en rehabilitación bajo criterios de eficiencia energética.

Dirigida a Administración Pública e inversores privados, GreenWatch permite la toma informada de decisiones de inversión y da las pautas para la mitigación de los riesgos que puedan estar asociados a esa inversión. Asimismo,  ayuda a diseñar un montante económico ajustado a riesgo para la financiación considerando múltiples variables, la estructura del proyecto y los elementos mitigantes que se contraten para llevar a cabo el proyecto de rehabilitación.

La nueva herramienta nace como respuesta a la necesidad de hacer converger el capital público y el privado para posibilitar el avance en rehabilitación energética de edificios en nuestro país, y va un paso más allá que las metodologías o soluciones identificadas hasta ahora para medición de riesgos en este nicho de mercado, que en general se limitan a recopilar de una manera más o menos exhaustiva el conjunto de variables que inciden exclusivamente en los niveles de riesgo de contraparte y de proyecto.

En este sentido, como afirma Blanca Perea, Responsable de la práctica de Energía de FTI Consulting en España, “Con el nuevo modelo se logra elaborar un perfil de riesgo del proyecto a lo largo de todo su ciclo de vida, posibilitando que un Comité de Inversión tome decisiones informadas en el momento de la suscripción del proyecto de eficiencia y monitorice la evolución posterior del riesgo, una vez implementado y conforme se materializan los ahorros energéticos. Para ello, la herramienta permite evaluar y medir de forma individual todos los riesgos que se identifican en un proyecto de eficiencia energética en edificios y, tras ello, calibrar también la viabilidad global de la financiación de la rehabilitación.”

Hacia la necesaria convergencia de inversión público-privada

Los 6.820 millones de euros destinados por el Gobierno al Programa de Rehabilitación de Vivienda y Regeneración Urbana en el marco del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia no son suficientes para rehabilitar los más de 23 millones de viviendas que en España necesitan mejorar sus calidades y reducir sus emisiones. El estado envejecido del parque español ha provocado que de los 4,1 millones de Certificados de Eficiencia Energética emitidos hasta la fecha para edificios existentes, el 94% corresponda a calificaciones energéticas bajas – D, E, F o G -, lo que muestra una alta necesidad de mejora.

El impulso definitivo a la eficiencia energética en la edificación vendrá de la mano de mecanismos que posibiliten la confluencia de capital público y privado y, en ambos casos, la inversión y financiación de los proyectos han de contar con una herramienta que permita evaluar y medir de forma individual todos los riesgos que se identifican en un proyecto de eficiencia energética en edificios y calibrar la viabilidad global del proyecto.

Como explica Fernando de Roda, CEO de Greenward Partners, ”Greenward ya ha cerrado sendos acuerdos con un importante banco internacional y un grupo financiero independiente para dirigir más de 1.000 millones de euros a financiar proyectos de rehabilitación energética de edificios en España. La renovación del parque de viviendas español y la eficiencia energética son dos actividades de interés público que configuran un sector de gran crecimiento y creación de valor para la economía española en los próximos años.  Para canalizar masivamente la inversión privada de largo plazo hacia proyectos fiables de rehabilitación es necesario estandarizar la gestión operativa y de riesgos ligados a esa inversión y evaluar los proyectos de eficiencia energética en edificación de una manera homogénea. En este contexto se enmarca la eficacia de GreenWatch”.

La herramienta es flexible y permite incorporar cuatro tipos de modelos contractuales entre el proveedor de la financiación, las empresas de ingeniería, edificación o servicios energéticos (ESE), los propietarios y usuarios del edificio, y las administraciones públicas, que son las partes que pueden participar en un proyecto de este tipo. Greenward, encargada de movilizar el capital procedente de la inversión privada, define estos cuatro escenarios:

En todos los casos la amortización de la financiación puede vincularse a la consecución de ahorros – garantizados o no por una ESE – o ser independiente de los mismos.

Evaluación del perfil de riesgo mediante GreenWatch

GreenWatch trabaja a dos niveles, logrando evaluar y otorgar una puntuación individual a cada uno de los riesgos que se identifican en un proyecto de eficiencia energética en edificios (Nivel 1) y calibrar una puntuación global del proyecto (Nivel 2).

Para ello se consideran múltiples variables que definen el perfil de riesgo de cada proyecto y que dependen del modelo contractual y de las partes que intervienen en él. Los riesgos analizados por la herramienta en el Nivel 1 del proceso de evaluación son:

Tras el análisis de los niveles de riesgo intrínseco para cada uno de estos riesgos individuales, GreenWatch entra en el Nivel 2 de la evaluación, proporcionando mediante una metodología experta una puntuación al riesgo global del proyecto, que sintetiza todos los riesgos individuales incorporando la estructura contractual; la vinculación de los pagos a los ahorros (o no) y el nivel de garantía sobre los mismos; y los instrumentos de cobertura de riesgos que se hayan podido establecer, como seguros sobre los ahorros energéticos o coberturas del precio de las commodities, entre otros. Adicionalmente, la herramienta crea un cuadro de mando individual para cada proyecto que condensa la información más relevante y automatiza el informe del portfolio de financiación gestionado.

Acerca de Greenward Partners

Greenward Partners es la primera empresa para la activación de capital ecológico en España. Financia proyectos de mejora de eficiencia energética en todo tipo de edificios a través de préstamos que se pagan exclusivamente con los ahorros generados por esas mejoras, con la única garantía adicional de los propios inmuebles. Estos instrumentos de financiación se conocen como Préstamos para la Activación del Capital Ecológico (e-PACE). Asimismo, Greenward desarrolla soluciones y servicios de inteligencia y tecnológicos para la medición, optimización y gestión de los ahorros energéticos en inmuebles; promueve un mercado de negociación de certificados de ahorro energético y aboga por la creación en España de un banco verde  (green bank), un esquema de colaboración público-privada que permita hacer frente al déficit de inversión y financiación de proyectos para la lucha contra el cambio climático y, en particular, para la mejora de la eficiencia energética.

Contactos para prensa en Greenward Partners

GRAYLING +34 91 5221008

María Luisa Rodríguez marialuisa.rodriguez@grayling.com

Carmen Martos carmen.martos@grayling.com

Ana María Peña anamaria.pena@grayling.com

Acerca de FTI Consulting

FTI Consulting, Inc. es una firma global de asesoramiento dedicada a ayudar  a las organizaciones a gestionar el cambio, generar valor, mitigar el riesgo y resolver disputas en los ámbitos financieros, legales, operativos, políticos, regulatorios, reputacionales y transaccionales. Con más de 6.300 empleados en 28 países, los profesionales de FTI Consulting trabajan en estrecha colaboración con los clientes para anticipar, asesorar y superar los complejos desafíos empresariales y aprovechar al máximo las oportunidades. La Compañía generó La Compañía generó 2.46 millones de dólares en ingresos durante el año fiscal 2020. Para más información, visite www.fticonsulting.com y en Twitter (@FTIConsulting), Facebook y LinkedIn.

 Contactos para prensa en FTI Consulting

Eugenia Rujas +34 91 5243881 T  +34 600 832 834 M

eugenia.rujas@fticonsulting.com

 

Madrid, 29 de abril de 2021.- Eduardo Brunet, CEO y fundador de Greenward Partners, primera empresa de activación de capital ecológico en España, ha participado en Wall Street Green Summit, uno de los mayores eventos mundiales sobre finanzas sostenibles, que está celebrando su XXI edición entre los días 26 y 30 de abril.

Brunet, único directivo español incluido en el programa, ha analizado durante su ponencia la situación de la financiación de la eficiencia energética en la Unión Europea y en España, país que se sitúa por detrás de la media de la UE en este sentido.

Con respecto a Europa, región en la que el 80% del parque edificado es ineficiente energéticamente y el 75% de sus edificios seguirá en pie en 2050, fecha que se ha marcado la UE para alcanzar la neutralidad climática, Brunet ha explicado que “las actuales tasas de renovación, de aproximadamente el 1%, no son suficientes y será necesario duplicarlas para conseguir los objetivos de descarbonización”. Además, el directivo ha hecho alusión al importante “impacto que tiene la eficiencia energética en cuanto al agravamiento de la pobreza y los problemas de bienestar social”.

El gran escollo para avanzar a la velocidad necesaria señalado por Eduardo Brunet es la financiación. Los objetivos fijados para 2050 requieren de una inversión adicional de 325.000 millones de dólares al año: 250.000 millones para el mercado residencial y 75.000 millones para edificios públicos y “el gasto público anual resulta insuficiente, por lo que es fundamental movilizar la financiación público-privada”, ha asegurado.

Además, ha referido otros obstáculos existentes en el mercado europeo como, por ejemplo, que el valor de las viviendas no siempre refleja el rendimiento energético del edificio; la división de incentivos entre propietarios e inquilinos; modelos de negocio inmaduros para el rendimiento energético en la renovación; un desequilibrio entre las necesidades de financiación de los proyectos de renovación y los productos ofrecidos por las instituciones financieras; una gama insuficiente de productos financieros atractivos; la limitación de los mecanismos que apalancan el capital público para atraer la inversión privada, y la inexistencia de actores agregadores y monetización de la demanda flexible de Recursos de Energía Distribuida (DER) como fuente de energía.

La situación en España es aún más complicada que la media europea, con un porcentaje mayor de edificios ineficientes -el 85% del total de 23 millones de edificios existentes-, aunque la tasa de renovación si es ligeramente más elevada, con un 1,3%.

Para tratar de mejorar la situación, el Gobierno ha puesto en marcha un Plan de Rehabilitación de Vivienda con el que busca impulsar la renovación, en el período 2021-2023, de un total de 500.000 viviendas. La cifra de inversión anunciada asciende a 5.800 millones de euros. Para el directivo, “Es un plan muy ambicioso, pero insuficiente si tenemos en cuenta que el Plan Nacional Integrado de Energía y Clima sitúa las necesidades de inversión del país en 40.000 millones de euros hasta 2030”.

Qué está haciendo Greenward para solucionarlo

En la última parte de su exposición, Brunet ha planteado qué está haciendo Greenward Partners para contribuir a resolver esa escasez de financiación y cubrir las necesidades del mercado español. En este sentido, explica el desarrollo por parte de la compañía de  “una importante labor institucional dirigida a ampliar el marco legislativo para que contemple instrumentos financieros innovadores como PACE; créditos y deducciones fiscales como los Súper-Ecobonus de demostrado éxito en Italia; los Certificados de Eficiencia Energética (CEE); o la creación de un Banco Verde, tipo de institución del que aún adolece nuestro país. Todas estas herramientas están funcionando con gran éxito en otros países, por lo que es importante incorporarlas a la legislación española”.

Brunet, además, ha expuesto el modelo de negocio de Greenward, cuyo objetivo es crear una plataforma integrada de inteligencia energética e impulsar iniciativas de Energía como Servicio, tales como ESA, MESA o MEETS. Actualmente, su actividad cubre todo el ciclo de la financiación de proyectos de eficiencia energética y conecta los intereses de los inversores institucionales privados y de los propietarios de edificios para financiar la renovación de inmuebles, así como otros proyectos innovadores en energías limpias. Además, está preparando el primer fondo de deuda de Eficiencia Energética, por valor de 150 millones de euros.

Greenward promueve grandes proyectos escalables de regeneración urbana y está fomentando la agregación y consolidación del mercado mediante el impulso de asociaciones como AUNA, AGREGA o la Alianza Rehabilitar el Futuro. También cuenta con una división técnica, desde la que está desarrollando herramientas para industrializar un de-risking técnico y financiero sistemático.

 

-FIN-

 

Acerca de Greenward Partners

Greenward Partners es la primera empresa para la activación de capital ecológico en España. Financia proyectos de mejora de eficiencia energética en todo tipo de edificios a través de préstamos que se pagan exclusivamente con los ahorros generados por esas mejoras, con la única garantía adicional de los propios inmuebles. Estos instrumentos de financiación se conocen como Préstamos para la Activación del Capital Ecológico (e-PACE). Asimismo, Greenward desarrolla soluciones y servicios de inteligencia y tecnológicos para la medición, optimización y gestión de los ahorros energéticos en inmuebles; promueve un mercado de negociación de certificados de ahorro energético y aboga por la creación en España de un banco verde  (green bank), un esquema de colaboración público-privada que permita hacer frente al déficit de inversión y financiación de proyectos para la lucha contra el cambio climático y, en particular, para la mejora de la eficiencia energética. Más información en www.greenwardpartners.com

Twitter:@GreenwardP

Contactos para prensa

GRAYLING

* María Luisa Rodríguez marialuisa.rodriguez@grayling.com

* Carmen Martos carmen.martos@grayling.com

(+34 91 522 10 08)